Herramientas Personales
Usted está aquí: Inicio Planeta Desastre ecológico en Amazonía de Ecuador llega a Congreso de E.U.

seguir a bionero

   

 

* * *

 

Desastre ecológico en Amazonía de Ecuador llega a Congreso de E.U.

por AP Última modificación May 07, 2009 02:37 PM
— archivado en:

WASHINGTON.- La catástrofe ocasionada por empresas petroleras Chevron y Texaco es una violación de derechos humanos que amenaza gravemente a comunidades indígenas en la amazonia ecuatoriana. Los demandantes buscan la limpieza de lo que algunos expertos han calificado como ''la peor contaminación por petróleo del planeta'' que abarca unos 4.000 kilómetros cuadrados y que fue creada principalmente por Texaco cuando operó un enorme yacimiento de 1964 a 1990.

Desastre ecológico en Amazonía de Ecuador llega a Congreso de E.U.

Foto vía texacotoxico.org

''Es un caso muy grave de contaminación para Ecuador'', afirmó George McGovern, copresidente de la Comisión de Derechos Humanos Tom Lantos. ''He visto esa contaminación y me parece realmente perjudicial para la vida humana'', añadió luego de una audiencia que, según dijo, sería ''sólo el comienzo'' del estudio del caso.
El caso, llevado por primera vez al Congreso, afecta a unos 80 pueblos y miles de residentes que están siguiendo desde hace 15 años un proceso judicial en cortes estadounidenses y ecuatorianas contra las empresas Chevron y Texaco.
Pero Kent Robertson, asesor de relaciones con los medios de Chevron en California, dijo que ''el problema del cual se habla ahora es de total responsabilidad del gobierno ecuatoriano, en particular Petroecuador'', que ha operado de manera exclusiva esos campos petroleros por 18 años.
Indicó que no sabía cuáles podían ser ''las motivaciones'' de McGovern para tratar este tema en el ámbito legislativo, pero hizo notar que esta audiencia podría hacer que finalmente la gente se pregunte acerca de por qué  el gobierno ecuatoriano no les ha proporcionado los servicios necesarios en el momento apropiado.
''La degradación ambiental de esa área, ocasionada intencionalmente para reducir costos de producción, ha producido hoy una crisis humanitaria de proporciones épicas'', afirmó Donziger, uno de los testigos convocados por McGovern para hablar sobre el tema.
Indicó que seis etnias han sido directamente afectadas en la zona: cofán, secoya, huaorani, siona, quichua y tetete. De ellas, tetete, que hasta los años 60 era una tribu de pocos miembros, ''ya ha desaparecido''.
Históricamente, la corporación estadounidense ha rechazado ese tipo de afirmaciones por infundadas y ha dicho que ha trabajado conjuntamente con Petroecuador y observado todas las prácticas aceptadas por la industria y las leyes ecuatorianas''.
A partir del 2001, la empresa Chevron -que entró al caso luego de comprar Texaco ese año- está gastando ''millones de dólares con cabilderos y corporaciones de relaciones públicas para evadir responsabilidad'', agregó Donziger.
McGovern dijo que éste era ''sólo el comienzo'' de la participación de su panel en el caso ecuatoriano y que intentará buscar una solución negociada entre los gobiernos de Washington y Quito, las empresas y los damnificados.
Acerca de si Chevron estaría dispuesta a participar en el tipo de arreglo que proponía McGovern, Robertson declaró que ''la solución era simple'' porque ''toda la responsabilidad recae en el gobierno de Ecuador''.
Indicó que Petroecuador ha generado miles de millones de dólares al gobierno ecuatoriano, pero éste sólo había invertido una pequeña fracción de ese dinero en ''limpiar lo que ensució Petroecuador: si se hubieran asegurado de dar a Petroecuador el equipo apropiado para operar todos sus campos petroleros no habría necesidad de este comentario''.
Efrén A. Cocíos, embajador de Ecuador ante la Organización de los Estados Americanos, presente en la audiencia, dijo que el gobierno del presidente Rafael Correa estaba ''evaluando la situación para adoptar una posición''.
Donziger explicó que se han acumulado en el proceso ''unas 200.000 páginas de evidencias y 62.000 análisis científicos de laboratorios independientes'' de que Texaco vertió deliberadamente miles de millones de galones de desperdicios tóxicos en la cuenca del Amazonas y que construyó y luego abandono más de 900 depósitos de desperdicios.
''A la fecha, esos depósitos continúan filtrando toxinas a los suelos vecinos, el agua subterránea y las corrientes acuíferas'', dijo.
''Calculamos que en esas tierras ancestrales y sus fuentes de agua de grupos indígenas se ha vertido hasta más de 30 veces del volumen que ocasionó el desastre del Exxon Valdez'', dijo en alusión al desastre ocurrido en 1989 en Alaska.

Fuente: AP

 

Acciones de Documento

*  *  *

*  *  *

 

 

* * * *

*LIBROS PARA COMPARTIR

 
:: : :: ;-) ... COMPARTIR ESTA PAGINA:

http://www.bionero.org/creative_commons.jpg

:: :: bionero.org puede reproducirse por otros bajo la Licencia Creative Commons de Reconocimiento, Uso No Comercial y de Compartir Bajo la Misma Licencia
:: Permisos que vayan mas alla de lo cubierto por esta Licencia pueden solicitarse en este link